barceloneta

El centro histórico

Hacia 1752, Miguel Guzmán, Marqués de la Mina, plantea a Juan Martín Cermeño consolidar el proyecto de ordenación del barrio marítimo conocido como el "barrio de la playa". Cermeño, comandante general del Cuerpo de Ingenieros, formado en la escuela de matemáticas, presenta un proyecto sobre papel donde destaca un entramado de manzanas estrechas y aisladas que hace girar 90 grados en dos manzanas para dibujar una plaza central de forma cuadrada donde se instalarían los edificios más destacados del barrio. Por otro lado, el sistema de disposición de las calles que diseña las hace abiertas en ambos extremos, facilitando al máximo las opciones de acceso mientras busca la orientación paralela al puerto para favorecer un mayor abrigo de los vientos.

También piensa en la Barceloneta como un barrio que crece bajo los auspicios de la Ciudadela, pero sin muros defensivos y asfixiantes rodeándola, lo que sitúa el renovado barrio de la playa al frente de la modernidad urbanística de la época, ya que huir de las murallas de protección empezará a ser norma en las grandes ciudades europeas.

Así, frente a una Barcelona rodeada por las murallas, la Barceloneta se dibuja como un espacio liberado lejos de los antiguos sistemas de construcción puramente defensivos.

museu textil
Vista Barceloneta. Abanico del siglo XVIII. Museo Textil y de la Indumentaria
gravat
Grabado Vista Barceloneta
(imagen de Francisco López Tey)

En 1753 se pone la primera piedra de la Barceloneta. El proyecto abarcaba un primer sector que estaría limitado por el paseo Joan de Borbó y las calles Ginebra, Sant Carles y Doctor Ginè i Paragàs.

Primera piedra
(imagen de Maria Jesús Vidal)

Cada manzana se dividía en diez casas, formadas por una planta baja y un solo piso, con una puerta centrada y dos ventanas laterales en la planta baja, y en la primera planta, un balcón central y dos ventanas laterales. La altura del edificio era proporcional a la anchura de la calle, de forma que la luz solar quedaba siempre asegurada en todo el edificio y las fachadas, uniformes en la decoración, tenían las cornisas rematadas con frontones y destacaban en piedra los zócalos y los esquinales.

Francisco Paredes fue el encargado de la ejecución de las obras y en septiembre de 1755, con la inauguración oficial del templo de San Miguel, se celebra también la presentación del nuevo barrio.

Durante los años siguientes, la Barceloneta no detiene su crecimiento y, manteniendo la uniformidad en sus construcciones, continúa siendo el entramado de calles hasta llegar al mar.

Actualmente aún podemos ver diferentes señales del pasado fundacional del barrio en varias calles de nuestro centro histórico:

museu textil
Casa con características del setecientos (imagen de Francisco López Tey)

ornament

Iglesia de Sant Miquel.
Plaza de la Barceloneta, s/n.



ornament

Marcas de manzana.
Diferentes edificios de la calle Maquinista o Sant Carles.


ornament

Casa del Porró.
Único ejemplo de edificio con características del setecientos y cabecera de manzana que se conserva en la actualidad.
Calle Sant Carles, 6

ornament

Los ornamentos vegetales.
Casi todas las calles tienen diferentes ejemplos en las plantas bajas.

Para saber más

Sebastià Coll i Llopis. Breve noticia de la fabrica y construccion del nuevo barrio en la playa de Barcelona, llamado vulgarmente Barceloneta : lo que era antes, el estado del puerto, la ereccion del templo dedicado al Archangel S. Miguel : fiestas que se celebraron en su solemne dedicacion, desde 28 de Septiembre hasta 6 de Octubre del año 1755 y relacion de otras obras de la fabrica y adorno de la ciudad. (1755)

Lina Ubero i Badia (coord.). La Barceloneta: "Origen i transformació d´un barri, 1753-1994". Ayuntamiento de Barcelona, Distrito de Ciutat Vella, Museu d´Història de la Ciutat, Barcelona (1994)

ajuntament de BarcelonaGeneralitatmapa web - Información legal